Cómo hacer kefir de agua

El kefir es un alimento probiótico. Los alimentos probióticos se preparan con determinados organismos vivos que permanecen activos. Muchos pueden tener efectos beneficiosos para la salud cuando son ingeridos en cantidades adecuadas. Son probióticos la levadura de cerveza y el yogurth, por ejemplo.

Hay “kefir de agua”, y “kefir de leche” (más parecido al yogurth y de origen búlgaro). El kefir de agua resulta una bebida cabonatada, levemente ácida, refrescante y saciadora, con el sabor de las frutas y especias que se hayan utilizado en la fermentación.

El material original con el que se produce (tibicos) tiene la apariencia de pequeños gránulos blancos gelatinosos aglomerados. Se consigue en algunas dietéticas, y es tradicional regalarlos para la fabricación casera de la bebida.

Para preparar el kefir de agua se mezclan en un frasco gigante: 5 cucharadas de gránulos, 9 cucharadas de azúcar de mascabo o miel (o mitad y mitad), una fruta fresca cortada en cuartos, 3 litros de agua apenas tibia pura (no de la canilla, sin cloro) y especias a gusto.

La boca del frasco gigante se cubre con una gasa que deje pasar el oxígeno lentamente e impida la entrada de bichitos que no han sido invitados. Pasados dos o tres días, la bebida está lista. De acuerdo a la temperatura ambiente, puede tardar un poco más o menos.

Durante ese tiempo, la bacteria fermenta la fruta mientas se alimenta del azúcar suspendida en el agua, liberando el anhídrido carbónico que le da efervescencia a la bebida. Se recomienda luego filtrarlo con un colador de malla plástica y guardarlo embotellado con corcho a temperatura ambiente durante un día antes de consumir. Luego enfriar y tomar. El frío de la heladera detiene el proceso de fermentación.

La cantidad de fruta necesaria para 3 litros de kefir son aproximadamente 200 gamos, es decir: una naranja o manzana mediana, o 10 frutillas o uvas cortadas al medio, etc. Las frutas, como las especias, se combinan a gusto del consumidor. El gengibre y el té verde le quedan bien a casi todas las combinaciones de frutas. El kefir de manzana, o manzana combinada con algo de pera o durazno, se parece un poco a la sidra. El kefir de agua puede tener ente un 3 % y un 5 % de alcohol, no más.

El kefir mejora la flora intestinal, ayuda a fortalecer el sistema inmune, tiene propiedades antibióticas, reduce el colesterol y la presión arterial. Se recomienda beber 2 vasos por día.

Las botellas que más utilizan los fabricantes artesanales de kefir pueden conseguirse en Date Srl: las cuadradas en sus distintos tamaños, las de salsa, las botellitas de jugo y las petacas, todas ellas con sus respectivos corchos o tapas.

Tiene que ver con esto

Más leídas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *