Historia del vidrio (I)

El vidrio es un material que puede encontrarse en la naturaleza, pero el que habitualmente utilizamos en esta época es el fabricado por el hombre, que se obtiene a unos 1500 °C a partir de arena de sílice, carbonato de sodio y caliza.

Por su dureza, durabilidad, transparencia, impermeabilidad y posibilidades de higiene se utiliza en todo tipo de envases, lentes, adornos, esculturas, ventanas, etc.

El hombre comenzó a fabricar vidrio en forma de cuentas y collares y en forma de esmaltes vitrificados. Posiblemente los primeros en hacerlo hayan sido artesanos orientales. Hay testimonios arqueológicos de ello que datan del año 3500 AC.

He aquí algunas referencias a objetos de vidrio mencionadas en la Biblia (900 AC – 100 DC), tanto en el Antiguo cono en el Nuevo Testamento.

“Sustentadme con frascos de vino, esforzadme con manzanas; porque estoy enferma de amor”. (Cantares, 2:5)

“Las redecillas, cadenillas de los pies, cintas, los frascos de perfume y amuletos”. (Isaías, 3:20)

“Colgarán de él toda la honra de la casa de su padre, los hijos y los nietos, todos los vasos menores, desde los vasos de beber hasta toda clase de frascos”. (Isaías, 22:24)

“Y me dijo otra vez el Señor: ama una mujer amada de su compañero, y adúltera, como el amor del Señor para con los hijos de Israel; los cuales miran a dioses ajenos, y aman frascos de vino”. (Oseas, 3:1)

“Pero las prudentes tomaron aceite en frascos junto con sus lámparas”. (Mateo, 25:4)

 

También te puede interesar...

Artículos populares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *