Una receta de chutney

Compartir:

El chutney es una forma de conserva de origen indio, producto de las influencias recíprocas de los usos culinarios de ese país e Inglaterra. La receta que se presenta a continuación es una de muchas variaciones posibles.

Calentar primero las especias pasadas por mortero con un mínimo  de aceite ( de maíz) en una cacerola de acero: una pizca de sal, una pizca de granos de pimienta negra, 2 clavos de olor, canela, jengibre, un poco de ají picante fresco, una cucharada de sésamo y una pizca de comino.

Cuando las especias empiezan a soltar su perfume se pone en la cacerola fruta y verdura cortada en cuadraditos de aproximadamente 1 cm y se dora apenas: 2 cebollas medianas, 3 manzanas medianas, un pedazo de unos 15 cm de largo del cabo de un apio también cortado. En vez de manzanas, o combinado, puede ser pera, durazno o membrillo. A final se agrega un puñado de pasas de uva. También se puede agregar un poco de zapallo o zucchini.

A esto se le agrega dos tazas medianas de azúcar blanca o rubia (o una de azúcar y una de miel) y dos tazas de vinagre de manzana. Se tapa y se cocina a fuego medio 30 minutos aproximadamente, revolviéndolo a veces con una cuchara de madera.

Cuando está listo, se agregan unas nueces picadas y se envasa en caliente en frascos de vidrio previamente esterilizados. Se sirve a temperatura ambiente.

El chutney es una conserva muy interesante para acompañar carnes. Se lleva muy bien con la con cerveza.

Compartir:
Shopping Cart