Jalea de membrillos en envases de vidrio

Compartir:

Es probable que tengas uno o más árboles de membrillo y no sepas qué hacer con tanta fruta. Para enfrascar y conservar durante meses la producción de nuestro patio (o comprada en cualquier verdulería) en forma de una endulzada jalea hay que poner en una olla de acero de fondo grueso cáscaras y carozos con semilla de membrillos frescos y maduros, bien lavados. La cantidad mínima necesaria es 1/2 kg.

Jalea de membrillos en frascos Hexagonales de 190cc

Cubrir con agua, dos cm por encima de las cáscaras, agregar el jugo de medio limón y poner a hervir durante 40 minutos a fuego medio con la olla tapada.

Colar el resultado con un colador bien finito o un paño limpio de algodón, presionando un poco las cáscaras y los carozos para que salga todo el líquido. Dejar aparte las cáscaras y los carozos.


Conozca nuestros recipientes aptos para conservas

Mezclar el jugo obtenido con azúcar de caña (750 gr. de azúcar por litro de jugo o la proporción equivalente) y poner la mezcla a hervir a fuego bajo durante otros 40 min., revolviendo cada tanto con una cuchara de madera y retirando la espuma que sube a la superficie con una espumadera, para que la jalea quede cristalina.

Envases medianos

El color resultante debe ser rojizo medio oscuro.

Envasar en caliente en frascos previamente esterilizados, dejar enfriar y tapar.

La jalea de membrillo queda muy bien sobre tostadas con manteca o crema de leche batida espesa.

Envases y tapas usados en jaleas

Compartir:
Shopping Cart